Avisar de contenido inadecuado

Algo más que la chapa de campeón

{
}

rossi le da la victoria a italia

Marcello Lippi arrojó al campo de juego un once inicial aguerrido y de altura para enfrentar a un siempre difícil Estados Unidos. Con un triple 5 (De Rossi, Gatusso, Pirlo) y Camoranesi un poco más suelto pero sin ser un enganche natural apenas pudo pivotear el poco juego azzurro. De esta manera y aún con un jugador menos desde la etapa inicial EUA contó con las 2 claras opciones del primer tiempo, con la vertiginosidad y velocidad de su media punta estrella, Landon Donovan, con sendas asistencias pero mala puntería y falta de polenta de quienes finalizaron las acciones. Y fue el mismo jugador de Los Angeles Galaxy quien con frialdad tradujo en la red el penal cometido por Chiellini.

Con la ventaja pero con 10 en cancha toda la presión recaía en la etapa complementaria sobre la humanidad del DT campeón del mundo, pero sin embargo poco cambió desde el minuto 45. En evidencia la mismo historia que en el primer tiempo... luego del primer cuarto de hora se vinieron las sustituciones y un vuelco de 180 grados en el correr de las acciones. La propuesta inexistente o cuanto menos taciturna del elenco italiano se convirtió en un regalo de fútbol y goles a partir de quien prometimos en el blog "sería la figura de la Copa", me refiero a Guiseppe Rossi. El jóven de 22 años le dio al conjunto europeo lo que le faltaba para lograr una idea de juego y no vivir en zona del como sea. Rossi no es un delantero de área pero no le esquiva al pichichi; no es un media punta de constante desborde, pero tiene un pase y un centro de pura presicion; no es un típico enganche pero pivotea como el mejor; ni siquiera su fuerte es la pegada de larga distancia o el taco y la gambeta, pero cuando lo pone en funcionamiento no desentona ni en lo más mínimo. El futbolista italo-estadounidense es completísimo y le propinó en sólo 35 minutos todo su repertorio al partido. Esfuerzo para recuperar el balón, ánimo para levantar a sus pares, velocidad para sacarse rivales de encima casi sin esfuerzo de dribbling y un disparo de media distancia que puso rapidamente la igualdad en el marcador. Con su aporte Italia fue un equipo en serio con ganas de ganar y pasó por arriba a los norteamericanos que fueron meros espectadores de la forza azzurra unida a un juego vertical y preciso de madia cancha en adelante. De Rossi dejó en claro porque el tiro de media y larga distancia es el gran fuerte italiano y con la diferencia sólo quedó lugar para más oportunidades de los conducidos por Lippi, con la complicidad de una defensa yankee muy abierta y un doble 5, Beasley y Bradley (fuertes y rápidos) desbordados ante el ingreso del jugador del Villarreal español quien recibió a gusto a espaldas de los volantes. Sobre el final Rossi terminó de convertirse en la figura del match, si es que aún no lo era para alguno, con buena ubicación para recibir solitario y una definición impecable para el 3-1 final que le da 3 puntos clave en el grupo pero que deja muchas cuestiones por replantearse al allenatore azzurro...

Acaso se puede depender de la suerte y jugar en zona del como sea un torneo de nivel e importancia? quizá es suficiente en las eliminatorias europeas pero no siempre se gana así un mundial sino que lleva a una derrota con una selección mediocre como la norteamericana.

Cómo se complementan 2 delanteros de área con un triple 5 y un volante por la derecha? es muy difícil lograr volúmen de juego con este sistema táctico y con estos nombres propios en cancha.

Aún es tiempo de pruebas pero estamos a menos de un año del mundial, ojalá a Lippi le sirva de lección para darse cuenta que Sir Alex Del Piero, `il bambino´ Cassano o el propio Rossi tienen una categoría, una calidad técnica y una importancia vital dentro de un sistema táctica, aunque este sea el del catenaccio italiano.

Brasil e Italia se sacaron dos escollos complicadísimos de encima y se perfilan de cara a semifinales aunque ahora sí tienen en claro el buen nivel de sus rivales. Ser primeros será el gran objetivo para llegar caminando a la final, previo partido amistoso de semis ante Irak, Sudáfrica o Nueva Zelanda. Por su parte España superó con creces un partido sencillo y evidenció ser el gran candidato de la Copa Confederaciones.

España juega a jugar, juega a ganar, juega a gustar y juega a golear, y hace ya 33 partidos que no conoce la derrota. Italia juega a otra cosa, por momentos aburre, se vuelve monotono y previsible... pero en 35 minutos demostró que tiene como siempre vigente su chapa de campeón pero que más que nada cuenta con material suficiente para dar muchísimo más al paladar negro del espectador.

"La squadra ha cuore" dijo Lippi luego del partido. Sí tiene corazón, sangre, fuerza y puede tener fútbol... Forza y jogo bonito azzurra 

{
}
{
}

Deja tu comentario Algo más que la chapa de campeón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre