Avisar de contenido inadecuado

Cambiar el DT para que nada cambie

{
}

racing sufre

Hace unos días César Luis Menotti se preguntaba en referencia a la pobre puesta en escena en la jornada eliminatoria Argentina, ¿cuál es el fin de cambiar algo para que nada cambie?... que siga el circo entonces!, sentenció. Y este pensamiento del `flaco´ se adapta perfectamente a la realidad de Racing.

La `academia´ agobiada por el promedio, empeorando temporada a temporada su performance, y con la renuncia de Caruso Lombardi y el interinato (o no) de Barbas que poco pudo hacer ayer por la tarde. La "seriedad" de la dirigencia actual propone un DT de inferiores como si fuera oficial pero sólo lo tiran a la ruleta rusa de los primeros 2 partidos, y a probar suerte, ya tiene una derrota adentro (4 ptos de 27 para Racing). Un sinfín de refuerzos sin uso, Aveldaño entre sus filas, un número importante de fracasos, nombres propios de otra categoría y una constante idea de juego como para no merecer más que pelear el descenso, cualquiera sea el entrenador de turno.

A La Paternal los de Avellaneda llevaron su clásico 4-4-2 con una propuesta de lucha más que de juego a la hora de ver la formación, sin embargo a partir de Barbas la idea fue no vivir del pelotazo, pero así y todo nada funcionó. Pero claro, si bien la intención era sana, faltaba una pieza esencial para llevarla a cabo fructíferamente: Grazzini. Juan barbas tomó momentáneamente las riendas de una equipo herido, al cual hay que borrarle la mente cual `Men in black´, y eso está clarísimo. Pero también debe saber que tiene filas repletas de perros (como Aveldaño a quien Hauche paseó amablemente todo el partido), y el enganche rosarino no puede faltar nunca. 

Así Argentinos jugó a lo suyo, y cuanto más podría explotar si quisiera... toques constantes para jugar con la ventaja, el reloj y la desesperación del rival. Luego Racing armó una línea de 3, saltó al campo Grazzini quien pudo juntarse alguna vez con Pérez y Lucero, más no con Luguercio quien vivió en off side, pero ya no quedaba demasiado tiempo para torcer la balanza. 

El tiempo dirá si puede dar más este plantel, pero si busca un lavado de cabeza o de ideología quizá Ardiles sería una buena opción. Una vez más el futuro de Racing se ve negro, Aveldaño sigue siendo titular, Central y el descenso directo le respiran en la nuca, ni los árbitros le jugaron a favor en el Diego Maradona, encima no juega a nada y fecha tras fechas o temporada tras temporada poco y nada parece cambiar. La gloria de 2001 es un recuerdo añejo, una verdad irreal, un cuento fabuloso que no pertenece a la vida de la `academia´. Racing sufre y está acostumbrado a esto, pero ¿hasta cuando soportará la soga al cuello? 

Concluyó Menotti en aquella nota enfatizando que "alguna vez, recorriendo las villas miserias y reflexionando sobre la pobreza del país, ese sabio cantautor, guitarrista y escritor argentino que fue Atahualpa Yupanqui dijo: ´Dios por aquí no pasó´".

{
}
{
}

Deja tu comentario Cambiar el DT para que nada cambie

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre