Avisar de contenido inadecuado

Crónica de una muerte (no) anunciada

{
}

Crónica de una muerte (no) anunciada

Anunciada era la victoria de los del `bigotón´, por los medios sobre todo, cuando daban el partido contra los americanos como un trámite para la final y por los jugadores que declararon que sería especial una final con Brasil.

Como se dice habitualmente se vendió la piel del oso antes de cazarlo, y la Roja salió a jugar errática como nunca en los últimos 3 años.

El circuito Cesc, Xabi Alonso y Xavi Hernandez no fluyó, no fue flujo de balón como requiere el juego que practica el equipo. Por la buena marca del doble 5 norteamericano que anuló al `mentalista´ Xavi, y por el mal juego por las bandas se encontraron algunas de las explicaciones de una noche para el olvido para los españoles. Capdevilla jugó un partido muy malo, por su culpa llegó el primer gol de USA con la complicidad de Casillas, y casi el segundo minutos después, en ambas ocasiones por marcar al revés. Sergio Ramos subió siempre, con un ritmo físico impecable, pero nunca logró materializar sus patriadas habiendo mandado 237 centros (201 a merced de la defensa y 36 directamente afuera). Al margen el lateral madridista tardó 10 segundos en despejar en el 0-2 en plena área chica. Y para completar Villa y Torres estuvieron golosísimos y jugaron sólo para anotarse en el marcador, pero ni siquiera anduvieron derechos de cara a la red.

Desde el banco tampoco hubo reacción de parte de Vicente del Bosque, que como dijimos anteriormente, quiere imprimir su sello en la selección a modo de centros. Craso error, porque con los jugadores que tiene el juego debe ser el de siempre, el del toque, paciencia, bandas y goles. Cabe remarcar lo mucho que se demoraron los cambios; por cierto, a Cesc Fabregas lo sacó en el mejor momento.

Batió todos los records, Eurocopa incluída, no podemos sacarle los ojos por un mal partido, sigue vigente su liderazgo sin lugar a dudas. Pero por su bien tendrá que abstraerse de todo lo que se habla en la semana y que tan mal le hace al equipo.

Algunos dirán incluso que esta derrota le hará bien de cara al mundial, para bajar los humos y no llegar taaan favorita. Que es bueno perder para corregir errores. Pero perder nunca es bueno, mejor corregirlos con las victorias, y Del Bosque no tomó nota de las falencias del equipo en el 1-0 a Irák, por ejemplo.

Se va por el 3er puesto, se deja atrás el invicto récord de 35 partidos, y se olvidan del duelo mano a mano con Brasil, o eso creemos... no sea cosa que la otra semifinal nos depare una sorpresa mucho mayor!

{
}
{
}

Deja tu comentario Crónica de una muerte (no) anunciada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre