Avisar de contenido inadecuado

El fútbol espectáculo domina el mundo

{
}

barça campeon del mundo

"Si quieren ver espectáculo vayan al teatro", ineludible comenzar esta crónica, con tintes de opinión, con el anuncio en la previa por parte de Verón. Y eso hizo Estudiantes durante 120 minutos de una manera u otra: los primeros 45 con un planteo inteligente como en la final de Libertadores en Brasil, y con un resultado, quizá, justo, 1-0. La parte complementaria tuvo una indicación clara por parte de Sabella "metamos los 11 atrás" y así fue. Y en tiempo suplementario el esfuerzo pincha rata para lograr un gran resultado contra el mejor equipo del mundo le pasó factura, calambres y cansancio no dejaron  a los argentinos aspirar a nada más. El choque de 2 escuelas, si se quiere, bilardistas contra menotistas, y el cambio del resultado y de las acciones fue memorable, con un final feliz: ganó el mejor... del mundo... de la historia quizá.

El saldo de la primera parte fue un gol de cabeza y en off side de Boselli tras un buen centro de Díaz y poco más, de un lado y del otro, porque los argentinos bloquearon al Barça con un Alves bien marcado, un Xavi ahogado, y a falta de `cerebro´ las ganas de Messi no alcanzaron (ya se despertaría...). Pero Zlatan mantuvo la bandera catalana flameando con apariciones precisas, un juego atildado, pero falta de fineza a la hora de definir, por eso sufrieron hasta el último minuto. Un equipo no puede aspirar a ser el mejor si por caso, un pase largo a Touré desemboca en los pies de `su majestad´ Veron que en lugar de acelerar para agarrar mal parado al rival y liquidar con el 2do, gira y toca atrás con Ré, luego con Albil que sin apremio alguno despejó al lateral, y así no se puede aguantar... Tocaron a gusto e piacere los españoles contra el aliento de 5 mil pinchas (made in Argentina, único, emocionante!), y entraron como quisieron, porque los de La Plata se defendieron mucho pero deficientemente, y sólo la falta de puntería consagraba a los nuestros. Pero al 88 una pizca de justicia llegó a los Emiratos Arabes Unidos, Don Pedro emborrachó al fin de alegría al pueblo barcelonista que bramaba por la igualdad, merecidísimo! 

Así lo vivían los diarios españoles, haciendo hincapié en el pésimo arbitraje del colegiado mexicano: "Albil hace un penalti grande como una catedral a Xavi pero el árbitro mexicano Armando Archundia no pita incomprensiblemente y, acto seguido, Boselli marca de cabeza en fuera de juego. En la segunda parte el Barça le da un baño a los argentinos pero falta el gol". Dos penales le robaron a los españoles y luego Messi debió haber sido expulsado por una tremenda plancha, parejiiito Archundia.

Con el lastre de esta presión y 90 minutos encima, los de Pep jugaron a lo de siempre y con un agrande irreprochable, para rapidamente lograr de la mano de Messi (perdón de Pecho) el 2 a 1. La mística del pincha es real y por eso llegó hasta aquí, siguió metiendo a morir y a fuerza de voluntad casi logra por duplicado el empate agónico, pero no fue así. 

Bien Estudiantes por momentos que copó la parada, partido de momentos inteligente por ejemplo en Verón, y un gran match de Boselli solito arriba. El planteo fue muy chico para semejante evento, Clemente se quedó sin nafta y lo complicaron todos, y faltaron algunas cositas: faltó Calderón (menospreciado por Sabella), faltó hambre de gol, faltó espectáculo, faltó alegría...

Y ganó el mejor, que viva el fútbol, que Visca el Barça!

{
}
{
}

Deja tu comentario El fútbol espectáculo domina el mundo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre