Avisar de contenido inadecuado

El número 5: Volante tapón-mediocampista central

{
}

masche y gago sel argentina

El doble 5 de la selección Argentina genera la polémica de si esta columna vertebral que se forma es clave para el rendimiento del equipo o bien se pierde la posibilidad de ubicar un jugón más en posiciones de ataque. Algunas selecciones se aventuran a poner uno solo como lo hace España con Senna; otras en contrapartida ponen el ojo sobre la recuperación en el mediocampo como la Italia de Lippi con Gattuso, De Rossi y Pirlo. Distintos sistemas tácticos de DTs que pregonan el fútbol ofensivo como principal arma y de otros ultra conservadores. ¿Maradona tiene definido a Masche acompañado por Gago o lo podrá secundar un polifuncional como Verón? Al número 5, ese raspador de la mitad de la cancha que lleva consigo un pulmón de reserva. lo visita un nuevo futbolista, una nueva era, la del doble 5.

 

El doble 5 de Argentina por Christian Gómez:

Ser cinco en los tiempos que corren... Ortigoza, quita y roba, distribuye, la entrega redonda en Argentinos. `Chapu´ Braña es la pareja ideal para un doble cinco comandado por Juan Sebastián Verón en Estudiantes (LP). Battaglia, guerrero de mil batallas con la azul y oro, es el tiempista que todo equipo necesita. Bolatti, (figura descollante del `globo´) arma y desarma desde el círculo central, llega al gol, pone la pata y se mueve a piacere en esa parte del campo de juego. No menos entrega Franco Zuculini, quien da un 110 porciento en todos los partidos y en cada una de las pelotas que tiene que disputar; es el gran exponente de lo que pide Caruso Lombardi en la academia, llevando a su temperamento a trabar hasta con la cabeza. Prediger, Rinaudo y Bernardello, jugadores `maradoneanos´ reconocidos por su destreza, hacen de las suyas en sus clubes. Tantos volantes tapón al servicio de nuestro seleccionado y tan pocos arquero o enganches!

Hay grandes número cinco en la actualidad, y para todos los gustos. Metedores, simples, temperamentales, finos. Pero nacieron en la época equivocada.

Mascherano y Gago hoy miran a todos desde un trono y sin ningún tipo de discusión, ni siquiera sus competidores los objetan. Son la sociedad perfecta para la modernidad que impone el fútbol actual, el que a veces hace nacer las jugadas de la mano de algún mediocampista central talentoso, previa ayuda de su compañero de aventuras en esa parte de la cancha. ¿Pero de esta manera crea Argentina suficientes opciones de gol? Con semejantes nombres de mitad de cancha en adelante apenas es el 5to equipo más goleador en las eliminatorias sudamericanas (aún abajo de Bolivia).

Y es que algunos se podrán preguntar si es necesario ocupar dos lugares para un solo sector del terreno. Quizá en algunos de los jugadores nombrados anteriormente, éstas cualidades pueden encontrarse, como puede ser también el caso del `lobo´ Ledesma.

Cierto es que la selección es otra cosa. En un equipo formado con exceso de jugadores con buen pie y con una mentalidad sumamente ofensiva, se necesita una rueda de auxilio. Y entre tantos volantes de calidad, son pocos los que se complementan de la manera en la que vemos juntarse al de Liverpool con el del Real Madrid. Uno quita con simpleza e intenta jugar y hacer jugar a los que tienen que meter la pelotita adentro, y suele tirarse a los pies, solamente cuando la jugada lo amerita, ahorrándose así, la exposición a tarjetas que el puesto brinda. El otro, es pura garra, corazón y tampoco pensemos que no sabe qué hacer a la hora de tener la de cuero en sus pies. Masche también la entrega redonda. Ambos son una máquina de correr. Uno ve tanto despliegue por parte de ambos, que piensa “¿éstos pibes cuántos pulmones tienen?”, pero el conocimiento es tal, que permiten darse el lujo de correr la cancha a la perfección, sin hacer algún tipo de desgaste, más del necesario. Igual, quedó demostrado en más de una ocasión, que a la hora de jugar uno sin el otro, también sacan ese plus que exije la soledad, y se brindan al máximo, terminando partidos acariciando el calambre. Reciente muestra la de Javier versus Colombia, en el último partido por eliminatorias jugado de local. Ahí, justamente en ese partido, se ve justificado lo dicho unas líneas antes. Se sienten cómodos jugando juntos, y vaya si lo hacen bien.

Es por eso que tal vez perdamos futbolistas de selección ubicados en esa posición. La única que festeja esa pérdida, es la albiceleste, que se asegura por un tiempo indefinido a éstos monstruos del sacrificio.

{
}
{
}

Deja tu comentario El número 5: Volante tapón-mediocampista central

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre