Avisar de contenido inadecuado

Organización, vuvuzelas y otros menesteres

{
}

Organización, vuvuzelas y otros menesteres

Hablemos de ese ruido incesante durante los 90 minutos, que previo al mundial dio cuentas de que será insoportable disfrutar del espectáculo más grande del mundo. No es un grito de ánimo, no es un baile típico, es simplemente una manera de aturdir a la gente, de molestar.

Se puede estar de acuerdo o no, los jugadores pidieron que las prohíban, los televidentes mismos quedamos estupefactos ante un sonido tan molesto.

No me digas que es una forma de animar, como los bombos y redoblantes, serpentinas y bengalas. Porque en tu casa cuando ves un partido no te molestan los bombos de la hinchada.

Los sudafricanos se mostraron molestos de que se hable del uso de este instrumento, pero deberían comprender que acá lo importante no es la vuvuzela en sí misma, sino lo que quieren millones de televidentes que dejarán mucho más dinero en la organización del mundial que el negocio de las trompetitas.

"El fútbol sin ruido no es fútbol, es teatro. ¿Quieren un Mundial o un festival? Me alegro de que Blatter nos haya dado la razón", dice una mujer sudafricana que vive del negocio de las cornetas.

Se calcula que 12 millones se facturarán, uno de cada cuatro surafricanos, poseen al menos una vuvuzela. "Su sonido embravece a los futbolistas, les ayuda a correr sin cansarse", declara otro trabajador del rubro de las vuvuzelas.

" ¿Que a los jugadores les molestan las vuvuzelas? Que no piensen en los que se divierten, sino en los que viven de ellas. Y luego, si les duele la cabeza, que se tomen una aspirina", responde irónicamente la misma mujer.

Talvez haya otros temas más importantes de cara al mundial, que son las flaquezas en la organización que pudimos ver: estadios semivacios por ejemplo, o no me digas que el Sudafrica-Brasil estaba a rebosar de gente. si no lo llenás en un partido así no merecés ser sede del mundial. Si se tuvieron que poner entradas gratuitas y ni así se logró colmar los estadios,  que por cierto dejan bastante que desear como infraestructuras.

También se habló mucho de lo inseguro que es el país, de que tienen el 40% de la capacidad hotelera que necesitan para el mundial y que el resto deberá acudir a casas de huéspedes o pensiones (se calculan unos 50mil habitaciones para planteles, 40mil para periodistas, y 500mil para aficionados).

Y por si todo el tema hotelero, de seguridad y de las vuvuzelas fuese poco, quedan las entradas y la forma patética de venderlas de la FIFA. ¿No sería más fácil darle a cada Federación 10mil entradas, ver si las vende y sino que las devuelva? En lugar de vender 300mil por sorteo, imposible conseguir. Y luego quieren que no haya mercado negro de tickets.

En lugar de eso, muchos argentinos (y supongo que muchos aficionados de distintos países), ya se plantean que sin entrada no irán al mundial, cuando lo tenían previsto...

Este sistema de venta no es práctico, deberían replantearse muchas cosas.

Entre ellas que en Sudáfrica el futbol no es importante, ya pasó en Estados Unidos... y a mí los mundiales me gustan en países futboleros.

Que Sudáfrica organice un 6 naciones o similar, con todo respeto a la gente que le gusta el rugby. Y para terminar no se juega un mundial en invierno desde Argentina 78, y los 0º del continente negro supondrán un gasto mayor por parte de los viajeros en vestimenta y hospedaje. Este pedido es más complejo, pero... ¿Es muy complicado una alteración en los fixtures europeos para jugar la Copa del Mundo en enero? 

{
}
{
}

Deja tu comentario Organización, vuvuzelas y otros menesteres

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre