Avisar de contenido inadecuado

Querida encogí a los grandes

{
}

querida encogí a los niños

El título obtenido anoche por Banfield reabre una discusión: ¿los chicos están creciendo o son los grandes quienes se encogieron?

El taladro versión 09 se le adjunta a Lanús 07, Newell´s 04, o si se quiere Arsenal Sudamericana  07 o bien el resurgimiento de Estudiantes de La Plata (rey de América y posible campeón del mundo). Hablamos de campeones y sin embargo los gigantes aparecen en escena por otras cuestiones: turbios manejos dirigenciales, pésimos estados institucionales, y resultados muy alejados de su condición. River virgen por 4 años hasta el Clausura 08, obtuvo un título olvidable, con saldo lógico de manera inmediata: último puesto cómodo, sendas eliminaciones en 1eras rondas a nivel internacional, y como frutilla final no clasificación a Libertadores. Pero no está tan sólo en su malaria, tampoco Boca estará presente, algo que no acontecía desde 1992, y a pesar de un gran caudal de campeonatos en su haber de 1998 a esta parte, la hinchada xeneize reclama furiosamente resultados. Independiente festeja un 4to puesto, Racing se conforma año a año con salvarse del descenso, posición en la cual el millonario empieza a pensar. Y San Lorenzo por su parte sigue sin conseguir su obsesión de Libertadores y, a nivel local, y luego de traer los últimos años importantes reincorporaciones, debió conformarse con la 7ma posición.

Así es que hay mucho por lamentar entre los 5 grandes que para colmo de males, mientras no pueden manejar sus propios problemas y se hunden en malas decisiones y deplorables campañas, los chicos se agrandan al punto de salir a ganar donde sea. El Monumental y la Bombonera ya no asustan, llegar a lo más alto no es utópico (si no preguntenle a Tigre) resultado de buenas gestiones o campañas superlativas para estar siempre a la par de los más populares. El matador, por ejemplo, casi toca el cielo con las manos en el triangular final para un año después ostentar la última posición. Huracán recordó tiempos de gloria, y estuvo a un suspiro de ser campeón, para 6 meses después desarmarse por completo y verse en la miseria que acostumbra a sólo un escalón de ser el peor del reciente torneo.

Ciertamente, hay grandes gestiones como la de Vélez, Estudiantes y Lanús. O bien lo que parece estar conformando Banfield... pero también pequeños esfuerzos, casualidades o suertes de 6 meses le pelean cabeza a cabeza a grandes instituciones con inferiores eternas y reincorporaciones millonarias (o algo así, llamele súper estrellas o jugadores acabados que vienen a robar).

Señores hinchas del club que sea, amantes del fútbol, el torneo doméstico se empobreció, el nivel descendió significativamente, quizá hallemos respuestas en nuestra selección nacional. Los Saviola, Higuaín, Tévez, Aguero, Licha López, etc, son historia, y hoy, por caso, los artilleros emigran desde Paraguay y Uruguay. El consagrado actual es un equipo poblado de NO figuras, buenas intenciones y planteos de un técnico de equipo chico, pero le alcanzó para ser el mejor. El casi campeón, Newell´s basó cada triunfo en la entrega de Schiavi, lo mismo que hizo Maradona en Paraguay poniéndolo de 9 en los últimos minutos, y si esa es tu arma letal no tenés con que solventar un título, aunque claro en nuestro torneo, repito: cualquiera puede... si hasta Sand fue figura, capocannoniere, y hasta el más hábil de un Lanús ganador indiscutiblemente.

En la Argentina cualquiera puede ser campeón, cualquier futbolista 4 de copas puede ser figura, cualquier técnico de planteo mediocre puede ser el más y el menos tras 6 meses, los campeones pueden ser últimos inmediatamente. Sólo quedará en discusión ver que prefiere cada uno, a los grandes de fútbol espectacular y campeones de todo, o un fútbol que empareja para abajo pero con la emoción de que el menos pensado puede triunfar. Hoy por hoy los grandes se encogieron, a buscarlos con lupa o a aprovechar!

{
}
{
}

Deja tu comentario Querida encogí a los grandes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre