Avisar de contenido inadecuado

Simplemente impresionante

{
}

el perdón de nuñez

Cuantos amantes de la redonda tuvimos la dicha de ver un gol Olímpico siendo testigos presenciales?

Lo que hizo el señor Leonel Nuñez en el minuto 27 es para enmarcar en un cuadrito, para guardar como una de esas imágenes que el fútbol nos deja en la memoria por siempre, para agradecer. Sí para agradecer, nada de pedir perdón, al `gordo´ Nuñez hay que aplaudirlo por rato largo porque a mi y a los casi 25 mil espectadores que nos dimos cita en el barrio de La Paternal nos hizo vivir un momento histórico. Un gol Olímpico.

Con mayúscula, un gol Olímpico, un golazo terrible. De momento sirvió para un empate que luego sería una catastrófica derrota, pero el disparo de Nuñez desde el corner izquierdo fue un poema a la pegada, de manera inmejorable se coló en el ángulo más lejano de Ojeda para sorprendernos con un regalo para los ojos, una página de oro para la historia. 

Un gol que tiene una historia más añeja aún que el profesionalismo mismo... fue un 2 de Octubre de 1924 cuando el delantero de Huracán Cesareo Onzari adjuntó con gran precisión técnica una diana desde el mismísimo córner. Ese día el rival de Argentina era Uruguay, reciente campeón olímpico, y más de 30 mil espectadores vivieron en la cancha de Sportivo Barracas (habría gente hasta en el baño!) el 1er gol Olímpico. Una tarde de piedrazos a los uruguayos, de una debacle total con la policía y de un gol mítico, que sólo fue válido, ya que 15 días antes a alguien se le había ocurrido aceptar esta jugada en el reglamento de la International Board.

Lo paradójico de la asistencia es que 11 días antes este amistoso se había suspendido ya que entre el bajo costo de las entradas y los colados de siempre en el estadio había más de 60 mil espectadores (un Monumental lleno) y los mismos miraban las acciones al borde de la cancha, situación por la cual el árbitro suspendió el partido hasta nuevo aviso.

Menos mal que con esfuerzo volvieron a organizarlo, si bien 30 mil pobres diablos se perdieron una acción única e irrepetible, el decano de los goles olímpicos. Hoy 86 años después, vivimos luego de casi 4 años en el fútbol nacional, un gol increíble que no podemos dejar de recalcar a pesar del resultado final.

Gracias Nuñez, gritalo bien fuerte por favor, que pedazo de gol, simplemente impresionante!

           

            

{
}
{
}

Deja tu comentario Simplemente impresionante

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre